lunes, 24 de agosto de 2015

LA PERDÍ

Hola amigos de todas las ilusiones y los mundos y situaciones que pretendo plasmar y compartir con vosotros. Buenas noches a todos.
Como ya sucedió, en marzo de este año, hoy os hago partícipe de un pequeñísimo nuevo éxito que no por eso deja de ilusionarme. Resulta que  participé en otro de los concursos de microrrelatos convocados por Diversidad Literaria (http://www.diversidadliteraria.com/). Éste ha sido convocado durante el verano. En esta ocasión se trata de un concurso en el que los participantes deben hacer referencia en sus relatos al amor: muy apropiado en estos meses de verano en los que nacen amores y situaciones románticas que se nos hace imposible pensar que un día no serán más que un amor de estío…Algunas perduran, ¡ojo! Éste es el tiempo en el que, a los que nos gusta el romanticismo de la vida, disfrutamos escribiendo sobre ello. He tenido suerte de que este concurso denominado “Porciones del Alma” se haya convocado justo ahora, en verano, y me haya brindado la oportunidad de escribir sobre el amor. Concretamente lo he hecho, en mi microrrelato, sobre la indecisión que a veces no asalta cuando queremos decirle a alguien que nos ha impresionado con su presencia, su estilo, su mirada, su sonrisa…qué sé yo…, lo mucho que nos gusta y lo mucho que deseamos pasar el resto de nuestro tiempo con él/ella. Mi relato transmite esto y la impotencia y pena por…lo cobarde que somos a veces en temas de amor…
Bueno, pues participé y, como pasó en su momento con mi microrrelato “Té verde”, que ya conocéis, me han seleccionado para, junto con otros, formar parte del libro de microrrelatos de los presentados al I Concurso “Porciones del Alma”. Se han presentado al concurso más de 1.500 y sólo un poco más del 50% se han elegido para formar parte del libro. Si estáis interesados podréis adquirirlo clikando en la foto que aparece en el lateral derecho de vuestra pantalla, con la foto del libro en cuestión. Como en el caso anterior yo no gano nada en esto: el premio era ser seleccionado para formar parte del libro, sin ningún tipo de remuneración. Pero os lo cuento por si os gustan los microrrelatos de amor y porque el mío estará entre sus páginas.
De todas formas yo, que me siento en deuda con vosotros que acudís a vuestra cita con mis ilusiones de manera tan fiel, quiero regalároslo hoy aquí para que disfrutéis con él... y si no os molesta me gustaría recibir vuestros comentarios sobre lo que os transmita…si es que algo os transmite J.
Amig@s, recibid con mi cariño un abrazo tan apasionado como el de un amor de verano. 

José Ramón.



La Perdí.

Quizá no supe decirle, en su momento, todo lo que precisé decirle. Ahora ya es tarde: ella no está y yo ya no estoy para esto. Quizás tuve que decírselo cuando por primera vez me embriagó su perfume en ese “hola” cercano, muy cercano. Ahora ya es tarde: su perfume está con otro y yo me estoy muriendo…de pena.


6 comentarios:

ethan dijo...

Enhorabuena por la publicación. Vamos sumando...
Abrazos

José Ramón de Cea dijo...

Gracias!! No es gran cosa en cuanto al mérito, pero un grano hace granero y, sobre todo, que me hace mucha ilusión que pueda leerlo mucha más gente y que guste...para los escritores creo que es nuestra mayor recompensa más allá de premios y reconocimientos. Un abrazo y enhorabuena también por tu camino ya sin freno. Un fuerte abrazo.

ORB dijo...

Como siempre, elegante, hoy me resulta un poco triste, pero con un gran contenido...Enhorabuena por esa publicación.

José Ramón de Cea dijo...

No creo que sea triste...bueno, un poco sí...pero es la realidad de nuestras indecisiones. Un abrazo y gracias por tu comentario, una vez más.

REGM dijo...

"Los besos que no se dan, las palabras que no se dicen, se pierden, no son para nadie"
Besa a quien quieres, amas, aprecias, en cada momento que te apetezca (si es posible).
Di a quien quieres, amas, aprecias, todo lo que quieras, lo que sientes, lo que necesitas, lo que no te gusta,...
Precioso el microrrelato.
Enhorabuena.

José Ramón de Cea dijo...

Bonita contribución, REGM. Es un complemento perfecto a mi relato super corto. Me alegra que haya contribuciones como la tuya en la que se vaya más allá de lo que escribo, captando, desde mi punto de vista, la moraleja del relato...todo relato la debe de tener y a veces no es demasiado evidente. En este caso quizá sí...pero hay que escribirla y, por ello, te lo agradezco. Ciertamente tenemos que aprovechar los momentos que la vida nos da para mostrar nuestros afectos a las personas queridas, ya sean familiares, amigos o recién conocidos...como el caso del microrelato a cuyo protagonista no encontraba tiempo suficiente para arrepentirse. En nuestro día a día nos pasa esto mil y una veces y mis letras os animan; nos animan a todos a que no haya lugar para arrepentimientos, a que seamos valientes y aprovechemos las oportunidades que la vida nos presenta para demostrar nuestros afectos.
REGM eres un nuevo amigo en este blog y te demuestro hoy mi afecto y agradecimiento con un gran abrazo. Ya estoy echando de menos tu próximo comentario a alguna de mis entradas. José Ramón.