miércoles, 21 de mayo de 2014

LÁGRIMAS POR UNA AMISTAD


¡Hola queridos amigos! Tras unos días alejado de vosotros vuelvo con toda la ansiedad, por lo que os he echado de menos, que este tiempo me ha producido. ¡Hola! sobre todo a los muchos y de muchos sitios de este mundo que os habéis incorporado a nuestra “peña” en estos últimos dos meses. Cuando veo estas reacciones se me antoja que esta Tierra en la que vivimos, nos comunicamos, mostramos nuestros aprecios…nos queremos y también muchas cosas más…es demasiado pequeña; muy pequeña; entrañablemente pequeña. En esta bienvenida me refiero a todos los que habéis viajado a través de esta carretera que es internet y que saliendo de todas partes llega al rincón más escondido. Bienvenidos a los que habéis llegado desde Alemania y desde China: bienvenidos amigos y os deseo que os encontréis en nuestro blog tan bien como lo estáis en ese cobijo en el que a veces os refugiáis para estar con vosotros. Aquí ya os hemos hecho un sitio.
Bueno, a todos vosotros hoy traigo de nuevo a esta página a Clara y Jonás: los protagonistas de "Lágrimas por una amistad". 

Y los traigo porque van a evolucionar a mejor. Me explico: mi compañera, la  ilustradora Alejandra Morenilla Parada (reservados los derechos de autor) (http:// amorenillailustracion. blogspot.com.es/), con la que contacté y a la que conocí cuando justo acababa de terminar Bellas Artes, para ser exactos decir que aún le quedaba de saber alguna nota final, no ha parado de trabajar y de hacerlo muy bien, desde entonces. Ha protagonizado varios proyectos, algunos de ellos fuera de nuestras fronteras, y ha ido perfeccionando su estilo y sus ilustraciones han alcanzado una personalidad muy especial. Un día, hablando de nuestro cuento, me dijo que querría “reilustrarlo”, que no se identificaba demasiado con la manera en la que dio vida a estos dos entrañables batracios. Me pareció una propuesta magnífica, sobre todo porque yo había estado al tanto de su evolución y también tenía la misma impresión que ella. Estábamos en el proceso de decidir si se acometía este cambio ya o, por el contrario, lo dejábamos para cuando el cuento se nos requiriese por una editorial…presentíamos que eso estaría cerca…Así ocurrió: una editorial pequeña, con una editora fuera de serie (os lo aseguro, porque he tenido el placer de conocerla personalmente en una visita que hizo a Valencia como consecuencia de la presentación de un libro…no exagero, Marta: tienes una vitalidad y un empuje que ilusiona a todo el que te conoce. Gracias por ello), nos ofreció la publicación, inicialmente, en digital. Es un proyecto que va más allá del simple e-book…ya os contaré cuando llegue el momento (en este mundo hay que ser muy discreto…quizá algún día también os cuente cosas…). Pues bien, Alejandra, mi querida Ale, ya está puesta manos a la obra y os garantizo que el resultado os va a gustar y mucho. El título también debemos de cambiarlo tras sugerírmelo Marta: ya no será ”Lágrimas por una amistad” sino algo relacionado con los nombres de nuestros protagonistas.
Pues aquí os traigo lo que ha sido hasta ahora “Lágrimas…”, a modo de despedida, hasta que os pueda presentar el nuevo “look” de Clara y Jonás. Hasta entonces disfrutad con lo que os puedo mostrar de la historia y de lo simpáticos que son.
Un cariñoso abrazo con mis brazos que aprovechando la Red os abarcarán a todos vosotros.
Buenos días querid@s.

   “Lágrimas por una Amistad” es la historia de lo sucedido entre una rana y un sapo, un día cualquiera de los transcurridos en su hogar, su charca; en la que, al ponerse el Sol, el cálido aroma de las flores de los flotantes nenúfares era capaz de transportar a los que allí habitaban a un mundo de tranquilidad, muy pocas veces alterado…
   En este relato, se ensalzan los valores de la amistad y se pone de manifiesto el pesar de aquél que, por razón alguna, la pierde.  

No parece que una charca solitaria sea el lugar más adecuado para localizar la historia que voy a contar, pero lo cierto es que ocurrió así.

En un lugar, relativamente alejado de la ciudad; y digo relativamente, porque con cierta frecuencia acudían algunos niños a jugar con pelotas y a lanzar piedras al agua para ver quién, haciéndolas rebotar sobre la superficie, llegaba más lejos; es donde tuvo lugar esta historia en la que se vieron envueltos Jonás y Clara.
Jonás era un sapo verde –como todos los sapos–; no muy agraciado, pues era un poco cheposo y barrigón –sí, como todos los sapos–, aunque sus ojos saltones y su cara bonachona indicaban que era un sapo de buen corazón.
Por su parte, Clara, se podría decir que era una rana muy atractiva, a los ojos de un sapo. Lo que más la caracterizaba era su alegría y vitalidad. Ciertamente era una rana muy juguetona y divertida................


Ambos lo pasaban muy bien en la charca de color verde oscuro como todas las charcas que se precienque, a diferencia de otras, tenía unos preciosos nenúfares flotando en su superficie. Entre ellos se podían apreciar diversas plantas con bonitas flores de colores que sobre ellas se mantenían a flote. Una de aquellas, con una preciosa flor blanca, era la preferida de Clara. A su costado, solía tumbarse a descansar tras largas horas de saltos y nados, jugando con Jonás, mientras éste le contaba sus secretos y sus proyectos, en los que siempre incluía a su amiga Clara.
Un buen día, como de costumbre, estaba Clara saltando de nenúfar en nenúfar, mientras Jonás los movía debajo del agua para evitar que ella los alcanzase......................


.........................Jonás no quería creérselo. La llamó. Le dijo que no bromease, que se estaba asustando. Tenía la esperanza de que, efectivamente, fuese uno más de sus juegos. Ella hubiese querido contestar y quizá, si le hubiese quedado un mínimo de fuerzas, lo hubiese hecho. No era una broma y Jonás lo comprendió rápidamente. 

De momento debía de salir de esa zona peligrosa, pues, a su alrededor, seguía cayendo alguna que otra piedra y a lo lejos continuaban los niños: riendo, gritando y jugando, muy ajenos a la tragedia que él estaba viviendo......






...... dejó a Clara y la planta que la mecía y, llorando amargamente, se sumergió en el agua oscura pues ya empezaba a anochecer.....




Este cuento está registrado con el nº de asiento 09/2010/2757 en el registro de la propiedad intelectual,
 y en:


4 comentarios:

ethan dijo...

¡Enhorabuena por ese futuro libro digital, tendrá el honor de ser el primero de una larga lista, estoy seguro!
¡Un abrazo!

José Ramón de Cea dijo...

¡Muchas gracias! A ver si sale el proyecto adelante. La editorial confía mucho en nuestro trabajo y le ve posibilidades reales. Creo que con la nueva manera de ilustrar de Alejandra quedará muy bien. Ya te contaré. ¡Un fuerte abrazo y enhorabuena de nuevo por ese premio!

ORB dijo...

Enhorabuena!!! "LAGRIMAS POR UNA AMISTAD" tendrá la suerte que se merece, es uno de mis favoritos junto con algún otro, por esta razón me alegro especialmente. Un saludo y mucha suerte.

José Ramón de Cea dijo...

Muchas gracias, ORB. Espero poder pronto mostraros las nuevas caras de Clara y Jonás. :-) Gracias por tu fidelidad por este acogedor rincón...por lo menos a mi me lo parece. Un abrazo. José Ramón.